Making the last mile pay

| Point of View

Equilibrar las expectativas del cliente y la realidad comercial

Una de las mayores pruebas de agilidad para el sector de consumo es la entrega de productos al cliente y servicios asociados (por ejemplo devoluciones). Estos servicios son ahora fundamentales para la experiencia del cliente, tanto que están determinando las opciones de marca como nunca antes lo habían hecho. La gestión de los productos de manera eficiente en el almacén ahora tiene que ir acompañada de mejoras equivalentes en la forma de hacer llegar los productos a los consumidores.

Para obtener más información, descargue el documento que analiza cómo las empresas pueden aprovechar las oportunidades, y mantener a los clientes contentos, sin perjuicio de sus negocios.